Gastronomía

 
 
 
HongosComo todos sabemos, las setas son unos alimentos con unos aromas y sabores excepcionales. En occidente, desde la época de los romanos su consumo ha sido frecuente y apreciado por distintas civilizaciones. En oriente las culturas chinas y japonesa también han apreciado este manjar culinario, incluso con más profusión e interés.
 
Actualmente los grandes restaurantes de todas la ciudades del mundo ofrecen es sus cartas platos desarrollados con hongos, algunos de ellos entre los más apreciados por los gourmets.
 
Desde estas páginas le vamos a ofrecer desde recetas variadas, hasta formas de conservación.
 
Desde el punto de vista alimentario, las setas por lo general tienen un pequeño aporte nutricional. Es más, siempre se ha creido que si no llega a ser por sus aromas y sabores no pasarían de ser unos "vegetales más o menos fibrosos" de poco interés alimenticio. Los últimos estudios han cambiado un poco esta idea general del valor nutritivo de los hongos y han demostrado que si pueden ser un complemento variado ya que poseen un índice elevado de proteinas digestibles e hidratos de carbono mono y disacaridos. Además ofrecen un apreciable aporte de vitaminas y oligoelementos.
 
Pero no todo son todo ventajas, las setas son en general de fifícil digestión y en consumos continuados y abundantes aportan a nuestro organismo índices elevados de metales pesados como el plomo, que pueden ser peligrosos para nuestra salud. En este sentido es es de comentar los nuevos estudios sobre una seta habitualmente consumida y con la cual hay que tener cuidado: el Rabdomiolosis, una enfermedad degenerativa de los músculos. Nosotros, como precaución, no aconsajamos su consumo hasta que se realicen nuevos estudios. Consulte en la página de precauciones con las setas comestibles, una relación de posibles problemas que podemos tener con ejemplares aptos para el consumo.
 
En nuestra página de "Las mejores Setas" hacemos una muy particular clasificación de los hongos comestibles.