Ficha Micológica
   (José Cuesta y Jorge Jiménez) 
Tricholoma portentosum     (Fries) Quél. - (1872)
Tricholoma portentosum
Tricholoma portentosum (Foto: Jorge Jiménez)
Tricholoma portentosum
Sección longitudinal. (Foto: Jorge Jiménez)
Tricholoma portentosum
Tricholoma portentosum (Foto: Jorge Jiménez)
STricholoma portentosum
Tricholoma portentosum (Foto: Jorge Jiménez)
Tricholoma portentosum
Tricholoma portentosum (Foto: Jorge Jiménez)
Tricholoma portentosum
Tricholoma portentosum (Foto: Jorge Jiménez)
Taxón en Catalogue of Life: 2016 Annual Checklist
 
Agaricus portentosus Fr. 1821
Tricholoma portentosum var. portentosum (Fr.) Quél. 1873
Gyrophila portentosa (Fr.) Quél. 1886
Gyrophila sejuncta var. portentosa (Fr.) Quél. 1896
Melanoleuca portentosa (Fr.) Murrill 1914
Popularmente:
E: Capuchina / Vc: Ziza ilun-hankahoriska, ziza beltz / Ct: Fredolic gros / Fl: Viiruvalmuska / S: Streckmusseron / Pl: gaska nieksztaltna / En: charbonnier / D: Grå ridderhat / Fr: tricholome prétentieux / It: Agarico portentoso, Cicalotto / Ch: Ciruvka havelka / Gr: Schwarzfaseriger Ritterling
DESCRIPCIÓN MACROSCÓPICA:
- Sombrero: Miden de 5 a 15 cm. de diámetro, siendo primeramente de forma cónica campanulada que evoluciona a convexa y posteriormente plana, pero conservando siempre un suave mamelón. Su cutícula es separable de la carne, de color gris verdoso oscuro con reflejos amarillentos. Sobre esta base de color se aprecian fibrillas radiales de un color gris violeta oscuro. Con la edad se aclaran los colores de la cutícula que es un poco viscosa cuando el tiempo es húmedo. El borde es decurvado en su juventud, siendo extendido y fuertemente ondulado en la madurez.
 
- Láminas: Son escotadas por un diente, lobuladas, ventrudas y desiguales. Como son frájiles, esta desigualdad se hace más patente con la edad. No están muy apretadas, y, con la madurez, se espacian sensiblemente. Su color es blanco grisáceo muy claro, con reflejos amarillos apreciables en ejemplares adultos sobretodo en la parte superior, cerca de las láminas.
 
- Pie: Es cilíndrico, central, recto, curvado o sinuoso, algo fibroso, de 5 a 15 cm. de largo por 0,8 a 2 cm. de diámetro. Esta lleno en la juventud, ahuecándose ligeramente con su crecimiento. Su color es blanco, grisáceo claro, como las láminas, con un reflejo amarillo muy característico de la especie, que cuesta un poco apreciarlo. Suele estar muy enterrado, si se extrae en tu totalidad, se observará que es un poco radicante.
 
- Carne: De color blanco, algo grisáceo en ejemplares adultos, incluso con reflejos amarillentos. Es frágil y delicada. De sabor dulce y olor harinoso pero suave.
 
ESPORADA, QUÍMICA Y MICROSCOPÍA:
- Reacciones químicas: Con el guayaco vira muy despacio a tonalidades azuladas.
- Esporada: De color blanquecino.
- Esporas: Elipsoidales, hialinas, no amiloides, lisas, de 5,5-6,5 x 4-5 µm.
- Basidios: Tetraspóricos, claviformes.
 
ECOLOGÍA:
- Aparece con abundancia, de forma gregaria o cestepitosa, a veces numerosos ejemplares unidos por el pie. Brota durante el otoño y principios del invierno en bosques de coníferas, y también, aunque menos, en hayedos. Aguanta muy bien las heladas, siendo una de las especies comestibles que se recolecta más tardíamente.
 
COMESTIBILIDAD:
- Es un excelente comestible, hasta hace poco tiempo, despreciado. Su recolección es gratificante, ya que, además de su buen tamaño, suelen salir numerosos ejemplares juntos. Como ya hemos dicho, es una seta de aparición tardía que aguanta muy bien las heladas. Parece que esta situación, la de congelarse y descongelarse, hace que su calidad gastronómica aumente, por lo que muchos aficionados las buscan ya comenzado el invierno.
 
CONFUSIONES:
- Existen varias especies de tricholomas similares, algunos tóxicos, que pueden llevar a la confusión:
  • Tricholoma josserandii Bon. Posiblemente la especie que más intoxicaciones ha producido por confundirse con el Tricholoma portentosum. Es bastante parecido, pero carece de los reflejos amarillentos del pie característicos de la capuchina. El sombrero es de color gris plateado son fibrillas radiales suaves. La ventaja es que no es muy común, lo que evita más complicaciones.
  • Tricholoma virgatum (Fr.) P. Kumm. La forma del sombrero es mucho más cónica, puntiaguda y de color plateado. Pocas veces llega a aplanarse, y en último caso mantiene un mamelón agudo. Por lo general el pie es muy largo con respecto al sombrero puntiagudo. Tiene las láminas más apretadas. Además, y, fundamentalmente posee un sabor muy amargo y no suave y dulce como el Tricholoma portentosum. Carece por completo de los reflejos amarillentos característicos del pie del portentosum. Ligeramente tóxico, problemas gastrointestinales.
  • Tricholoma sejuctum (Sowerby: Fr.) Quél. El sombrero está cubierto de fibrillas amarillentas o verdosas sobre un fondo difuminado, de verde y o marrón oscuro en su centro a amarillo claro, casi blanco en el borde, pasando por varias tonalidades verde. Las láminas blancas se van tiñendo de amarillo desde el perímetro exterior hacia el centro. Su sabor es amargo. Posiblemente tóxica, pero por su sabor no es comestible.
  • Tricholoma scoides Bon. No tiene los tonos amarillos del pie del portentosum y el sombrero tiene escamillas más evidentes. Tóxico.
  • Tricholoma tigrinum (Schaeff.) Gillet. o Tricholoma pardinum ( Pers. ) Quél. El más peligroso de estos tricholomas por su importante toxicidad. Es de tamaño similar pero de aspecto más robusto, el sombrero es convexo y tiene su borde enrollado. La cutícula, de color pardo claro, está cubierta de grandes escamas redondeadas de color negruzco que contrastan con el fondo.
  • Tricholoma saponaceum Kummer. De coloración variable, su pie tiene tonalidades rojizas en la base. Al corte, su carne vira ligeramente al rojo. Su olor a jabón y sabor algo picante eliminan cualquier duda. Posiblemente algo tóxico, pero su sabor y olor lo descartan para la cocina.
- Por último, aunque es de difícil confusión, hay que tener cuidado con la Amanita Phalloides, mortal. El sombrero puede ser algo similar, pero el Tricholoma portentosum carece de anillo y de volva, hecho que elimina cualquier confusión.
 
COMENTARIOS:
El Tricholoma portentosum es una de esas setas que se debe de tener en la mano y observarla detenidamente para conocerla bien. Una vez que se ha estudiado "in situ", su identificación es mucho más fácil. La descripción adecuada de sus características es complicada, y no representa adecuadamente el aspecto de la seta. Por estos motivos recomendamos al aficionado el buscar ejemplares con un experimentado recolector, o visitar alguna exposición con ejemplares recién cogidos.
 

Í
N
D
I
C
E

Tricholoma portentosum

Tricholoma portentosum

Tricholoma portentosum

Tricholoma portentosum

Tricholoma portentosum

Tricholoma portentosum