Ficha Micológica
   (José Cuesta y Jorge Jiménez) 
Amanita    Pers. - (1797)
Amanita rubescens
Amanita rubescens por Bresadola

  • Árbol taxonómico en "Catalogue of Life: 2016 Annual Checklist"
     
    Género que pertenece a la familia Amanitaceae, que actualmente incluye, además, los Amarrendia, Aspidella, Catatrama, Limacella y Torrendia. En el hay más de 600 especies.
     
    Amanita Pers. comprende unas setas de características bastante uniformes y determinadas: sombrero y pie separables entre sí, esporas grandes, blancas o de color claro, láminas numerosas, libres, frágiles, blancas, y por último, un pie con anillo y volva con formas variadas. Hay que tener en cuenta que existen especies que no cumplen por completo todas estas características, por ejemplo la Amanita caesarea (Scopoli.: Fries) Persoons , de láminas y pie de color amarillo, no blanco, o la Amanita submembranacea (Bonorden) Gröger, que carece de anillo.
     
    Son ejemplares de gran belleza y espectacularidad, su tamaño, forma y color componen, por lo general, unas setas proporcionadas y bien estructuradas.
     
    Viven en bosques y forman asociaciones micorricicas con los árboles y arbustos de todo tipo, prefiriendo las especies ya adultas que hayan superado las fases iniciales de su desarrollo.
     
    Es de comentar que en el mismo género se encuentran la especie más peligrosa de todas las setas, la mortal Amanita phalloides (Vaill.: Fries) Link. y la que es, para muchos, la seta más exquisita, la oronja o Amanita caesarea (Scopoli.: Fries) Persoons. También pertenece a este gánero, la seta más "famosa", "la seta de los enanitos", la Amanita muscaria (Linnaeus.: Fries) Lamarck, que es tóxica.
     
    Además de la ya comentada oronja, existen otras especies comestibles como el cogumelo o Amanita ponderosa Malençon & R. Heim. También hay algunas especies que son de buena calidad gastronómica, pero que son tóxicas si se consumen crudas: la Amanita rubescens Pers. o la Amanita submembranacea (Bonorden) Gröger. Estas especies siempre hay que cocinarlas bien, ya que contienen toxinas termovolátiles que desaparecen de la seta cuando se la somete a altas temperaturas. Por último hay que extremar el cuidado para no recolectar otras especies muy tóxicas, además de la ya cometada Amanita phalloides (Vaill.: Fries) Link, como son las Amanita verna (Bull.) Lam. y Amanita virosa (Fr.) Bertill.
     
    Como ha sucedido con casi todos los géneros, su clasificación ha sido frecuentemente variada, creemos que la sistemática redefinida por Neville & Poumarat en 2004, es muy clara y simplifica bastante el género dividiendolo en dos subgéneros Amanita y Lepidella:
     
    Género Amanita:
     

  • Í
    N
    D
    I
    C
    E